Políticas editoriales de los árbitros


1. Expertis. Los revisores(as) evaluadores de los trabajos, tienen la obligación de reconocer y en su caso documentar la experiencia necesaria para evaluar el manuscrito que hayan aceptado revisar, notificando en caso contrario de inmediato si el manuscrito recibido para evaluar no está dentro de su campo de conocimiento.

2.  Dictamen. Los revisores (as) deben presentar un informe riguroso de evaluación, detallando con claridad sus observaciones y sugerencias sobre el manuscrito que revisó, utilizando el formato propuesto por la publicación, no siendo una limitante que el (la) evaluador (a) envíe adicionalmente otro documento que justifique su evaluación.

3. Diligencia. El informe de revisión o dictamen, debe cumplir con los plazos definidos ta, tratando de atender con el menor tiempo posible. En caso de rebasar los plazos por motivos extraordinarios , el (la) evaluador(a) deberá comunicarlo en tiempo y forma al correo revistanau@unison.mx

4. Confidencialidad. Todas las comunicaciones derivadas de la evaluación previa o posterior de un manuscrito serán reservadas y confidenciales. No se permite que el (la) evaluador(a) envié o comparta con algún par la evaluación o el manuscrito.

5. Imparcialidad.  TEs obligación del (la) evaluador(a) realizar una evaluación objetiva del manuscrito, describiendo los méritos y defectos del mismo, con neutralidad sin prejuicios ni ideologías.

6. Cortesía. La redacción del reporte de evaluación o dictamen deber ser cortes, respetuoso y propositivo. Aportando propuestas de mejora al trabajo revisado.